Logo Biblia Facil
Acts_6

Hechos 6

6.1-7 Siete (7) Hombres hacen un trabajo especial

1 Cada día más y más judíos creían en Jesús.

Algunos de esos judíos hablaban griego y otros arameo.

Todos los días la iglesia daba comida a las viudas de la iglesia.

Los creyentes que hablaban griego criticaban a los creyentes que hablaban arameo diciendo:

Nuestras viudas reciben menos ayuda que las viudas de ustedes.

¡Eso no es justo!

2 Entonces, los 12 apóstoles reunieron a todos los creyentes y dijeron:

Esta situación no es buena.

Nuestra responsabilidad es enseñar la palabra de Dios, no dar plata o comida a las personas.

3 Ustedes deben escoger a 7 hombres que tengan

  • mucha sabiduría,
  • el poder del Espíritu Santo y
  • el respeto de todos.

Esos hombres serán responsables de dar plata y comida a ustedes.

4 Así nosotros (los apóstoles) tendremos más tiempo para orar y predicar de Jesús.

5 Los creyentes pensaron que esta era una buena idea.

Por eso los creyentes escogieron a 7 hombres.

1. Esteban (un hombre que confiaba mucho en Dios y tenía el poder del Espíritu Santo),

2. Felipe,

3. Prócoro,

4. Nicanor,

5. Timón,

6. Pármenas y

7. Nicolás (un hombre que nació en Antioquía, no en Israel, pero que ahora creía en el Dios de los judíos).

6 Después los creyentes dijeron a los apóstoles:

Estos son los 7 hombres que nosotros escogimos.

Los apóstoles tocaron la cabeza de los 7 hombres y oraron.

7 Muchas más y más personas creían en Jesús.

Muchos líderes religiosos también creían en Jesús.

Por eso el grupo de creyentes de Jerusalén crecía más y más.

6.8-15 Los lideres religiosos se enojan con Esteban

8 Dios daba muchas bendiciones y mucho poder a Esteban.

Por eso Esteban hacía grandes milagros.

Todas las personas veían esos milagros.

9 Había una sinagoga de nombre “los hombres libres”.

Algunos de los judíos de esta sinagoga venían de Cirene,

Alejandría, Cilicia y del Oeste de Turquía.

Algunos de esos judíos discutían con Esteban.

10 El Espíritu Santo daba mucha sabiduría y mucho poder a Esteban.

Por eso estos judíos no podían decir ni mostrar que el mensaje de Esteban era mentira.

11 Los judíos de la sinagoga querían matar a Esteban.

Por eso, esos judíos le pagaron a unos hombres malos para que dijeran mentiras de Esteban.

Los hombres dijeron:

Nosotros escuchamos a Esteban hablar contra Moisés y contra Dios.

12 Las personas y los líderes religiosos escucharon esto y se enojaron mucho.

Después los guardias llevaron a Esteban delante de los miembros del Consejo Religioso.

13 Los hombres mintieron al Consejo diciendo:

Esteban habla contra el templo santo y contra la ley de Moisés.

14 Los hombres dijeron:

Nosotros escuchamos a Esteban decir:

“Jesús de Nazaret destruirá este templo.

Jesús cambiará todas las costumbres que Moisés nos enseñó”.

15 Todos los miembros del Consejo Religioso miraron a Esteban.

La cara de Esteban era como la cara de un ángel.