Logo Biblia Facil
Acts_12

Hechos 12

12.1-5 El rey Herodes Agripa maltrata a los creyentes

1 El rey Herodes empezó a buscar y maltratar a algunos creyentes en Jerusalén.

2 Por ejemplo, Herodes ordenó a sus soldados matar con una espada a Santiago (el hermano de Juan).

3-4 Los líderes religiosos estaban muy felices por la muerte de Santiago.

Pero Herodes necesitaba el apoyo de los líderes religiosos.

Por eso, en los días de la fiesta de la Pascua, Herodes puso a Pedro en la cárcel.

Herodes no quería que Pedro escapara de la cárcel.

Por eso Herodes ordenó a 16 soldados vigilar a Pedro.

El plan de Herodes era esperar al final de la Fiesta de la Pascua para juzgar y matar a Pedro.

Herodes quería matar a Pedro delante de todas las personas.

5 Pero todo el tiempo los creyentes oraban para que Dios ayudara a Pedro.

12.6-19 Pedro sale de la cárcel

6 El plan de Herodes era juzgar y matar a Pedro en la mañana.

En la noche anterior, Pedro estaba durmiendo en la cárcel.

Las manos de Pedro estaban amarradas con 2 cadenas.

Un soldado estaba al lado derecho de Pedro.

Un soldado estaba al lado izquierdo de Pedro.

Dos (2) soldados más estaban cerca de la puerta.

En total, 4 soldados vigilaban a Pedro.

7 Un ángel apareció cerca de Pedro y una luz brilló en toda la habitación de la cárcel.

El ángel

  • tocó a Pedro para despertarlo y
  • dijo:

¡Ponte de pie rápido!

Después de estas palabras, las cadenas de Pedro se rompieron y cayeron al piso.

8-9 Después el ángel dijo:

Tú debes ponerte tu ropa, tus zapatos y tu capa.

Después tú debes venir conmigo.

Pedro se vistió y fue con el ángel.

Pero Pedro pensó:

Esto no es real.

Esto es una visión.

10 El ángel y Pedro caminaron en frente del grupo de soldados que vigilaba la puerta.

Pero los soldados no vieron a Pedro ni al ángel.

Después lo mismo pasó con un segundo grupo de soldados en la otra puerta.

Finalmente, el ángel y Pedro llegaron a la última puerta.

Esta puerta era de hierro.

La puerta se abrió sola.

El ángel y Pedro

  • salieron de la cárcel,
  • entraron a la ciudad y
  • caminaron juntos hasta la próxima calle.

Allí, el ángel desapareció.

11 Entonces Pedro entendió:

Esto no es una visión.

¡Esto es real!

Herodes y los judíos querían matarme.

Pero el Señor envió a un ángel y me salvó.

12 Después de entender esto, Pedro fue a la casa de María, la madre de Juan Marcos.

Muchos creyentes estaban en esa casa orando por Pedro.

13 Pedro golpeó en la puerta.

Una empleada de nombre Rode dijo:

¿Quién está ahí?

14 Pedro dijo a Rode:

Soy yo, Pedro.

Rode reconoció la voz de Pedro y se puso muy feliz.

Pero Rode olvidó abrir la puerta.

Rode corrió donde estaban todos los otros creyentes y dijo:

Pedro está al frente de la casa.

15 Los creyentes dijeron a Rode:

¡Tú estás loca!

Pero Rode dijo otra vez:

¡Es verdad, Pedro está afuera!

Los creyentes dijeron:

Tal vez tú viste a un ángel.

16 Pedro continuó golpeando en la puerta.

Los creyentes

  • abrieron la puerta,
  • vieron a Pedro y
  • se sorprendieron mucho.

17 Pedro usó sus manos para decir ¡Silencio!

Pedro explicó cómo el Señor envió un ángel para sacarlo de la cárcel y dijo:

Ustedes deben contar esta historia a Santiago y a los otros creyentes.

Después Pedro salió de la casa y se fue a otro lugar.

18-19 Al día siguiente, en la mañana, los soldados

  • vieron que Pedro no estaba en la cárcel,
  • estaban muy confundidos,
  • no entendían dónde estaba Pedro y
  • dijeron a Herodes que Pedro había escapado.

Herodes ordenó buscar a Pedro.

Pero ninguno de los soldados encontró a Pedro.

Herodes hizo preguntas a los soldados que vigilaban a Pedro.

Herodes estaba muy enojado con esos soldados.

Por eso Herodes dijo a otros soldados:

¡Maten a los soldados que estaban vigilando a Pedro!

Después Herodes fue a Cesarea y vivío allí por un tiempo.

12.20-23 Dios castiga a Herodes Agripa

20 Herodes estaba muy enojado con las personas de las ciudades de Tiro y de Sidón.

Unos hombres de esas ciudades querían hablar con Herodes.

Por eso, esos hombres hablaron con un hombre de nombre Blasto.

(Blasto era responsable de cuidar el castillo del rey Herodes).

Blasto ayudó a estos hombres a tener una reunión para hablar con Herodes.

Los hombres querían tener paz con Herodes.

¿Por qué?

Porque Judea (el país de Herodes) vendía comida a Sidón y a Tiro.

21 El día de la reunión Herodes

  • se vistió con ropa muy bonita,
  • se sentó en su trono y
  • habló con todas las personas.

22 Las personas gritaron:

¡Herodes, tú no eres un hombre, tú eres un dios!

23 Pero Herodes no rechazó la alabanza de las personas ni dijo:

Ustedes deben alabar a Dios, no alabarme a mí.

Al contrario, Herodes aceptó la alabanza de las personas.

Por eso, inmediatamente un ángel de Dios mató a Herodes.

¿Cómo?

Unos gusanos dentro de Herodes se comieron su cuerpo.

12.24-25 Bernabé y Saulo van a Antioquía otra vez

24 Todos los días más y más personas escuchaban el mensaje de salvación.

El grupo de creyentes continuaba creciendo.

25 ¿Recuerdas que Saulo y Bernabé estaban en Jerusalén?

Después de terminar su trabajo en Jerusalén, Saulo y Bernabé fueron a Antioquía con Juan Marcos.