Logo Biblia Facil
Mark_9

Marcos 9

9.1 Jesús dice algo importante

1 Jesús dijo:

¡Atención, yo digo algo importante!

Un día ustedes morirán.

Pero antes de morir, algunos de ustedes verán algo.

¿Qué?

A Dios gobernar en la tierra.

Dios gobernará muy pronto con mucho poder.

9.2-13 Jesús, Moisés y Elías

2 Seis (6) días después, Jesús dijo a Pedro, Santiago y Juan:

Vengan a una montaña alta conmigo.

Los 3 apóstoles y Jesús fueron a la montaña.

En ese lugar no había más personas.

Pero ahora Jesús se veía diferente.

3 La ropa de Jesús brillaba y era muy blanca.

Ningún jabón en la tierra podría hacer ropa tan blanca.

4 Después Pedro, Santiago y Juan vieron a Jesús hablando con 2 hombres.

Estos 2 hombres eran Moisés y el profeta Elías.

5-6 Pedro, Santiago y Juan

  • tenían mucho miedo y
  • no sabían que decir.

Entonces Pedro dijo a Jesús:

Maestro, para nosotros es muy bueno estar aquí.

Por favor, permítenos a nosotros construir 3 carpas.

  • una carpa para ti (Jesús),
  • otra carpa para Moisés y
  • otra carpa para Elías.

7 En ese momento una nube bajó sobre todos ellos.

La voz de Dios dijo:

Jesús es mi hijo y yo amo a Jesús.

¡Ustedes deben obedecer a Jesús!

8 Después Pedro, Santiago y Juan

  • miraron alrededor y
  • vieron sólo a Jesús.

Allí ya no estaban Moisés ni Elías.

9 Después, Jesús y los apóstoles bajaron de la montaña.

En el camino Jesús dijo a los apóstoles:

En la montaña, ustedes me vieron a mí y también a Moisés y a Elías.

Ustedes no deben decir esto a ninguna persona ahora.

Pero, un día, yo (el Hijo del Hombre) moriré.

Después, yo viviré otra vez.

Después de ese día ustedes pueden hablar de estas cosas.

10 Los apóstoles no dijeron esto a ninguna persona.

Pero los apóstoles hablaban entre ellos y decían:

Jesús dijo:“yo moriré pero después yo viviré otra vez”.

¿Qué significan estas palabras?

Los apóstoles querían entender.

11 Por eso los apóstoles dijeron a Jesús:

Los líderes religiosos dicen:

“El profeta Elías debe venir antes que el Cristo”.

¿Por qué los líderes dicen esto?

12 Jesús dijo:

Las palabras de los líderes son correctas.

Primero Elías viene.

Elías ayuda a preparar los corazones de las personas.

Después el Cristo viene.

La Biblia dice:

“Las personas no aceptarán al Cristo (el Hijo del Hombre).

Por eso, el Cristo sufrirá mucho”.

13 En verdad, Elías ya vino y las personas hicieron muchas cosas malas a Elías.

La Biblia también habla de estas cosas.

Pero los líderes no saben eso.

9.14-29 Jesús ayuda a un joven con un espíritu malo

14-15 Después Jesús, Pedro, Santiago y Juan se encontraron con los otros apóstoles.

Los 3 apóstoles y Jesús vieron a muchas personas alrededor de los otros apóstoles.

Al ver a Jesús las personas estaban muy sorprendidas.

Por eso, las personas corrieron para saludar a Jesús.

Allí también estaban algunos líderes religiosos.

Estos líderes discutían con los otros apóstoles.

16 Jesús dijo a los apóstoles:

¿Por qué ustedes discuten con los líderes religiosos?

17 Un hombre que estaba en el grupo de personas dijo a Jesús:

Maestro, yo te traje a mí hijo.

Mi hijo tiene un espíritu malo y por eso no puede hablar.

18 Cada vez que el espíritu malo controla a mi hijo.

Mi hijo

  • cae al piso,
  • la sale espuma en la boca y
  • hace ruidos con los dientes.

Después mi hijo parece estar muerto.

Por esto, yo dije a tus apóstoles:

“Por favor, echen fuera a ese espíritu malo de mi hijo”.

Pero los apóstoles no pudieron echar fuera al espíritu malo.

19 Jesús dijo a los apóstoles:

Ustedes tienen poca fe.

Yo he estado con ustedes por mucho tiempo y ustedes han visto todos mis milagros.

¿Por qué ustedes no creen?

¡Traigan al joven!

20 Los apóstoles trajeron al joven delante de Jesús.

Al ver a Jesús, el espíritu malo

  • atacó al joven y
  • lanzó al joven al piso.

Después, salió espuma de la boca del joven.

21 Jesús dijo al padre del joven:

¿Desde hace cuánto tiempo este espíritu malo ataca a tu hijo?

El padre dijo:

Desde que mi hijo era un niño pequeño.

22 Este espíritu malo quiere matar a mi hijo.

Por eso, muchas veces el espíritu malo lanza a mi hijo al fuego o al agua.

Jesús, tal vez tú puedas hacer algo.

Ten compasión y ayúdanos a nosotros.

23 Jesús dijo al padre:

¿Por qué tú dices:

“Tal vez, tú puedas hacer algo”?

Yo te digo:

“Una persona con fe puede hacer todo”.

24 Entonces el padre del joven gritó:

¡Yo tengo fe!

¡Por favor, ayúdame a tener más fe!

25 Más y más personas se acercaron a Jesús.

Entonces Jesús dijo al espíritu malo:

Este joven es sordo y mudo por tu culpa.

Tú debes salir de este joven y nunca entrar otra vez.

26 El espíritu malo

  • gritó,
  • lanzó al joven al piso varias veces y
  • salió.

El joven parecía muerto.

Por eso muchas personas dijeron:

El joven está muerto.

27 Entonces Jesús

  • tomó la mano del joven y
  • ayudó al joven a ponerse de pie.

28 Después Jesús y los apóstoles entraron a una casa.

Los apóstoles dijeron a Jesús:

¿Porqué nosotros no pudimos echar fuera a ese espíritu malo?

29 Jesús dijo:

Antes, ustedes deben orar.

Después, ustedes pueden echar fuera espíritus malos como ese.

9.30-32 Jesús dice: “Yo moriré”

30 Después Jesús y los apóstoles

  • salieron de allí y
  • fueron a Galilea.

Jesús quería esconderse.

Jesús no quería que las personas supieran:

Jesús está allí o está allá.

31 Jesús quería enseñar algo a los apóstoles.

Por eso, Jesús quería estar a solas con los apóstoles.

Jesús dijo a los apóstoles:

Yo soy el Hijo del Hombre.

Muy pronto una persona me llevará delante de una personas malas.

Esas personas me matarán.

Pero después de 3 días, yo viviré otra vez.

32 Los apóstoles no entendieron las palabras de Jesús.

Pero los apóstoles tenían miedo y no dijeron nada.

9.33-37 ¿Quién es más importante?

33 Jesús y los apóstoles llegaron a Cafarnaúm y entraron a

una casa.

Jesús dijo:

¿Por qué ustedes discutieron hoy?

34 Los apóstoles no querían decirle a Jesús porque discutieron.

Por eso, los apóstoles no dijeron nada.

Cada uno de los apóstoles pensó:

Yo soy más importante que todos.

35 Jesús

  • se sentó,
  • llamó a los 12 apóstoles y
  • dijo:

Tal vez una persona quiere ser la persona más importante.

Esa persona debe ser esclava y servir a otras personas.

36 Entonces Jesús trajo a un niño.

El niño se puso de pie en medio de los apóstoles.

Jesús abrazó al niño y dijo:

37 Tal vez, una persona me ama y es mi discípulo.

Por eso, esta persona se hace amiga de un niño.

Eso es igual a hacerse amigo de mí y también de mi Padre.

(Mi Padre me envió).

9.38-41 ¿Con nosotros o en contra de nosotros?

38 Juan dijo:

Maestro, nosotros vimos a un hombre.

Ese hombre usaba tu autoridad para echar fuera a los espíritus malos.

Pero, este hombre no es uno de los discípulos.

Por eso, nosotros dijimos a ese hombre:

“Tú no puedes usar la autoridad de Jesús”.

39 Jesús dijo:

Ustedes no deben molestar a ese hombre.

No digan nada a ese hombre.

Ese hombre usa mi autoridad para hacer milagros.

Por eso, ese hombre no hablará mal de mí.

40 Yo explico esto a ustedes.

En el mundo hay 2 grupos de personas.

Las personas del grupo 1 están en contra de nosotros.

Las personas del grupo 2 nos ayudan a nosotros.

41 Yo tengo un ejemplo.

Tal vez tú eres mi discípulo.

Por eso, una persona te ayuda a ti o te da un vaso de agua.

¡Atención, yo digo algo importante!

¡Dios bendecirá a esa persona!

9.42-49 El peligro del pecado

Jesús continúa hablando y da 4 ejemplos.

Con estos ejemplos Jesús dice:

Ustedes deben hacer lo que sea necesario para no pecar más.

42 Ejemplo 1

Tal vez, un niño cree en mí.

Pero otra persona hace cosas malas e influencia al niño.

Por eso, la fe de este niño se daña y el niño ya no cree en mí.

¿Qué pasará a la persona que dañó la fe del niño?

Podría ser que esta persona muera en el mar con una piedra muy grande encima.

Esto es sólo un ejemplo.

La verdad es peor.

43 Ejemplo 2

Tal vez tu mano te hace pecar.

Entonces tú debes quitarte la mano.

¿Por qué?

Porque hay 2 posibilidades

1. Tú

  • te arrepientes,
  • no pecas más,
  • te quitas la mano y

vives para siempre en el cielo con una mano.

2. Tú

  • no te arrepientes,
  • continuas pecando,
  • no te quitas la mano y
  • mueres43b para siempre en el infierno con las 2 manos.

En el infierno el fuego continúa para siempre.

¿Cuál de las 2 posibilidades es mejor?

Es mejor vivir para siempre en el cielo con una mano.

44-45 Ejemplo 3

Tal vez tu pie te hace pecar.

Entonces tú debes quitarte el pie.

¿Por qué?

Porque hay dos posibilidades.

1. Tú

  • te arrepientes,
  • no pecas más,
  • te quitas el pie y
  • vives para siempre en el cielo con un pie.

2. Tú

  • no te arrepientes,
  • continuas pecando,
  • no te quitas el pie y
  • mueres para siempre en el infierno con los 2 pies.

¿Cuál de las 2 posibilidades es mejor?

Es mejor vivir para siempre en el cielo con un pie.

46-47 Ejemplo 4

Tal vez tu ojo te hace pecar.

Entonces tú debes quitarte el ojo.

¿Por qué?

Porque hay dos posibilidades.

1. Tú

  • te arrepientes,
  • no pecas más,
  • te quitas el ojo y
  • vives para siempre en el cielo con un ojo.

2. Tú

  • no te arrepientes,
  • continuas pecando,
  • no te quitas el ojo y
  • mueres para siempre en el infierno con los 2 ojos.

¿Cuál de las 2 posibilidades es mejor?

Es mejor vivir para siempre en el cielo con un ojo.

48 En el infierno el fuego continúa para siempre y los gusanos nunca mueren.

9.49-50 Dos (2) ejemplos de la sal

49 Ejemplo 1

Una persona quiere dar un regalo a Dios.

Pero antes de dar el animal a Dios, la persona limpia el animal con sal.

Igualmente, Dios usará las pruebas y los problemas para limpiar a todas las personas.

50 Ejemplo 2

La sal es algo bueno para que la comida no se dañe.

Ustedes deben ser como la sal.

Es decir, ustedes deben

  • amar a otras personas,
  • hacer buenas acciones y
  • vivir en paz con otras personas.