Logo Biblia Facil
John_7

Juan 7

7.1-9 Los hermanos de Jesús no creen

1 Después de esto Jesús fue a muchos pueblos de la región de Galilea.

Jesús no quería ir a Judea.

¿Por qué?

Porque los líderes religiosos de Judea querían matar a Jesús.

2 Faltaba poco tiempo para la fiesta de las Carpas.

3 Los hermanos de Jesús dijeron:

Tú deberías ir a la fiesta de las Carpas en Judea.

Así tus discípulos podrán ver tus milagros.

4 ¿Qué hace una persona que quiere ser famosa?

Esa persona muestra sus acciones a las otras personas.

Tú debes ir a Judea y mostrar tus milagros a todas las personas.

5 ¿Por qué los hermanos de Jesús dijeron eso?

Porque aún los hermanos de Jesús no creían en Jesús.

6 Jesús dijo a sus hermanos:

Ahora no es mi tiempo para mostrar mi poder a todas las personas.

Ustedes piensan que todo tiempo está bien para hacerme famoso.

Pero no es así.

7 Las personas de este mundo no los odian a ustedes.

Pero estas personas sí me odian a mí.

¿Por qué?

Porque yo digo:

“Las acciones de las personas del mundo son malas”.

8 Ustedes pueden ir a la fiesta.

Yo no iré ahora.

Ahora no es mi tiempo.

9 Jesús dijo esto y se quedó en Galilea.

7.10-13 Jesús va a la fiesta de las Carpas

10 Los hermanos de Jesús fueron a la fiesta.

Jesús también fue a la fiesta.

Pero Jesús fue en secreto.

11 Los líderes religiosos buscaban a Jesús en la fiesta.

Los líderes decían:

¿Dónde está Jesús?

12-13 Muchas personas hablaban de Jesús.

Algunas personas decían:

Jesús es un hombre bueno.

Otras personas decían:

Jesús dice mentiras.

Las personas tenían miedo de los líderes religiosos.

Por eso, las personas hablaban de Jesús en secreto.

7.14-24 Jesús enseña en Jerusalén

14 En el día 3 o 4 de la fiesta Jesús fue al templo para enseñar.

15 Los líderes religiosos estaban sorprendidos y decían:

Este hombre nunca estudió pero sabe muchas cosas.

16-17 Jesús dijo:

Dios me envió.

Yo no hablo mis propias palabras.

Yo hablo las palabras de Dios.

La persona que quiere obedecer a Dios sabe eso.

18 Algunos maestros

  • enseñan sus propias ideas y
  • quieren recibir honor.

Pero yo soy diferente.

Dios me envió.

Yo

  • enseño las ideas de Dios,
  • quiero dar honor a Dios,
  • soy honesto y
  • digo la verdad.

19 Moisés dio la Ley a ustedes.

Pero ustedes no obedecen la Ley.

Por eso, ustedes quieren matarme.

20 Las personas dijeron a Jesús:

¡Tú estás loco!

¡Tú tienes un espíritu malo!

Nosotros no queremos matarte.

21 Jesús dijo:

Yo hice un milagro.

Por eso todos ustedes están sorprendidos.

22-23 Moisés dijo que ustedes deben circuncidar a sus hijos.

Pero algunas veces ustedes circuncidan niños los sábados.

¿Para qué?

Para obedecer la ley de la circuncisión.

Así ustedes no obedecen la ley del día sábado.

(En verdad, Moisés no dio la ley de circuncisión.

Esta ley es de los antepasados de ustedes).

Yo sané a un hombre enfermo a un día sábado.

¿Por qué ustedes están tan enojados conmigo?

24 Ustedes juzgan mal.

¿Cómo ustedes deben juzgar?

¿De acuerdo a sus propias ideas?

No.

¿De acuerdo a lo que es correcto y a la verdad?

Sí.

7.25-31 Las personas dicen: “Tal vez Jesús es el Cristo”.

25 Algunas de las personas de Jerusalén dijeron:

Los líderes religiosos quieren matar a Jesús.

26 ¡Qué raro!

Jesús siempre enseña en lugares donde hay muchas personas.

Pero los líderes religiosos no dicen nada.

Tal vez, los líderes en verdad creen que Jesús es el Cristo.

27 Pero Jesús no puede ser el Cristo.

¿Por qué?

Porque nosotros sabemos dónde nació Jesús.

Pero la Biblia dice que ninguna persona sabrá dónde nacerá el Cristo.

28-29 Jesús enseñaba en el templo y gritó:

¿Ustedes creen que me conocen y saben de dónde yo vengo?

En verdad ustedes no saben nada de mí.

¿Yo estoy aquí por mi propia decisión?

No.

Yo estoy aquí porque Dios el Padre me envió.

Dios es verdad.

Ustedes no conocen a Dios.

Pero yo sí conozco a Dios, porque yo vengo de Dios.

30 Entonces, las personas quisieron poner a Jesús en la cárcel.

Pero ninguna persona pudo hacer eso.

¿Por qué?

Porque no era el tiempo para que Jesús muriera.

31 Muchas personas creyeron en Jesús.

Esas personas dijeron:

Jesús hace muchos milagros.

Jesús debe ser el Cristo.

7.32-36 Los líderes religiosos quieren poner a Jesús en la cárcel

32 Los líderes religiosos escucharon estas palabras.

Por eso, los líderes enviaron a algunos soldados para poner a Jesús en la cárcel.

33 Jesús dijo:

Dios me envió.

Yo estaré con ustedes por un poco más de tiempo.

Pero después, yo iré para estar con Dios otra vez.

34 Ustedes me buscarán.

Pero ustedes no me encontrarán.

Yo iré a un lugar.

Pero ustedes no podrán ir a ese lugar.

35-36 Los líderes religiosos dijeron:

Jesús dice:

“Ustedes me buscarán, pero no me encontrarán.

Ustedes no pueden ir a dónde yo voy”.

¿Qué significa esto? ¿Adónde va Jesús?

¿Por qué nosotros no podemos ir a ese lugar?

Algunos judíos viven en otros lugares del mundo.

Tal vez, Jesús irá allí a enseñar.

7.37-39 Jesús habla del Espíritu Santo

37 El último día de la fiesta era el día más importante.

Ese día Jesús se puso de pie y gritó:

La persona que tiene sed debe venir a mí y beber mi agua.

38 La Biblia dice:

“Tal vez, una persona cree en mí.

Entonces, del corazón de esa persona saldrán ríos de agua viva”.

39 Jesús hablaba del Espíritu Santo.

Hasta ahora Dios no había dado el Espíritu Santo a las personas.

¿Por qué?

Porque hasta ahora Jesús no había muerto ni resucitado.

Pero después de esto, los creyentes recibirían al Espíritu Santo.

7.40-44 Las personas hablan de Jesús

40-43 Las personas tenían 3 opiniones diferentes de Jesús.

1. Moisés habló de un profeta especial.

Jesús es ese profeta.

2. Jesús es el Cristo.

3. Pero Jesús no puede ser el Cristo.

¿Por qué?

Porque el Cristo no vendrá de Galilea.

La Biblia dice:

“El Cristo vendrá de la familia del rey David”

La Biblia también dice:

“David nació en el pueblo de Belén.

El Cristo también nacerá en Belén”.

44 Algunas personas querían poner a Jesús en la cárcel.

Pero ninguna persona hizo eso.

7.45-53 Los líderes religiosos no quieren creer

45 Los líderes religiosos enviaron soldados para poner a Jesús en la cárcel.

Después, los soldados fueron otra vez donde los líderes.

Pero, los soldados no trajeron a Jesús.

Los líderes dijeron:

¿Por qué ustedes no trajeron a Jesús?

46 Los soldados dijeron:

Jesús habla muy bien.

Nosotros nunca escuchamos palabras como las palabras de Jesús.

Las palabras de Jesús tienen mucho poder y autoridad.

47 Los líderes dijeron:

¡Ustedes también creen las mentiras de Jesús!

48 Ninguno de nosotros cree en Jesús.

49 Las personas que creen en Jesús no saben nada de la ley de Moisés.

Por eso, Dios maldice a esas personas.

50 Nicodemo (un líder religioso) también estaba allí.

¿Recuerdas que antes Nicodemo fue a visitar a Jesús?

Nicodemo dijo:

51 Nuestra ley dice:

“Primero, nosotros debemos escuchar a una persona.

Después nosotros podemos juzgar a esa persona”.

52 Los líderes dijeron:

¿Tú también eres de Galilea, igual que Jesús?

Busca en la Biblia.

Así tú sabrás que ningún profeta viene de Galilea.

53 Después todas las personas se fueron.