Logo Biblia Facil
John_11

Juan 11

11.1-16 La muerte de Lázaro

1-2 Un hombre de nombre Lázaro

  • tenía 2 hermanas de nombre María y Martha, y
  • vivía en un pueblo de nombre Betania.

En el futuro María

  • pondría perfume en los pies de Jesús y
  • secaría los pies de Jesús con el cabello.

Un día Lázaro se enfermó.

3 Martha y María enviaron un mensaje a Jesús:

“Señor, tu querido amigo Lázaro está enfermo”.

4 Jesús escuchó esto y dijo:

“Esta enfermedad no matará a Lázaro.

¿Por qué Lázaro está enfermo?

Para que las personas

  • vean el poder de Dios,
  • vean mi poder y
  • entiendan que yo soy el Hijo de Dios.

5 Jesús amaba mucho a Lázaro, Martha y María.

6-7 Jesús escuchó que Lázaro estaba enfermo.

Pero Jesús no fue a la casa de Lázaro.

Después de 2 días, Jesús dijo a los discípulos:

Nosotros debemos ir a Judea otra vez.

8 Los discípulos dijeron:

Maestro, hace poco los líderes religiosos de Judea quisieron matarte.

¡Tú no deberías ir allí otra vez!

9-10 Jesús dijo:

No importa que los líderes quieran matarme.

Nuestro amigo Lázaro necesita mi ayuda.

Yo debo ir a ayudar a Lázaro.

Yo soy como la persona que camina en la luz del día.

Una persona no puede caminar por la noche.

¿Por qué?

Porque no hay luz y la persona no puede ver el camino.

La persona que camina en la noche se puede caer.

Ahora es de día y yo puedo hacer mi trabajo.

11 Después Jesús dijo:

Nuestro amigo Lázaro duerme.

Pero yo iré a despertar a Lázaro.

12-13 Los discípulos pensaron que Lázaro en verdad dormía.

Por eso, los discípulos dijeron:

Lázaro

  • no está enfermo,
  • sólo duerme,
  • no necesita que tú vayas,
  • se despertará solo.

Pero Jesús quiso decir:

Lázaro ya murió.

14 Entonces Jesús dijo claramente:

Lázaro está muerto.

15 Yo no estuve con Lázaro.

Pero yo estoy feliz.

¿Por qué?

Porque ahora ustedes creerán en mí.

Nosotros ya debemos ir a la casa de Lázaro.

16 Entonces Tomás (el gemelo) dijo a los otros discípulos:

¡Vamos todos con Jesús!

Los líderes matarán a Jesús y también a nosotros.

11.17-27 Jesús habla con Martha

17-19 Betania estaba a 3 kilómetros de Jerusalén.

Muchos judíos fueron a consolar a Martha y María por la muerte de Lázaro.

Jesús llegó a Betania y supo que Lázaro

  • había muerto hace 4 días y
  • estaba en una tumba.

20 Martha

  • escuchó: “Jesús ya está aquí” y
  • salió a saludar a Jesús.

Pero María se quedó en la casa.

21 Martha vio a Jesús y dijo:

Señor, tal vez tú hubieras llegado antes.

Entonces, mi hermano no habría muerto.

22 Mi hermano ya está muerto.

Pero yo sé que eso no importa.

¿Por qué?

Porque tú puedes pedir cualquier cosa a Dios y Dios hará un milagro.

23 Jesús dijo a Martha:

Tú hermano vivirá otra vez.

24 Martha dijo a Jesús:

Sí, Señor, yo estoy segura.

Un día todas las personas muertas vivirán otra vez.

Ese día (el día de la resurrección) Lázaro vivirá otra vez.

25 Jesús dijo a Martha:

Yo soy la resurrección.

Yo hago que las personas muertas vivan otra vez.

Tal vez una persona que cree en mí muere.

No importa.

Esa persona vivirá otra vez.

26 Las personas que creen en mí no morirán para siempre.

Martha, ¿Tú crees esta promesa?

27 Martha dijo:

Señor, yo creo que tú eres

  • el hombre que vino del cielo al mundo,
  • el Cristo y
  • el Hijo de Dios

11.28-37 Jesús se pone muy triste y llora

28 Después, Martha fue a la casa a buscar a María.

Martha dijo en secreto a María:

El maestro está aquí y quiere verte.

29 María

  • se puso de pie y
  • corrió a buscar a Jesús.

30 Jesús no había llegado al pueblo.

Jesús estaba en el lugar donde antes se encontró con Martha.

31 Algunos judíos estaban en la casa consolando a María.

Estas personas

  • vieron a María salir corriendo,
  • pensaron:

María va a la tumba de Lázaro a llorar y

  • por eso siguieron a María.

32 María

  • fue donde Jesús,
  • cayó de rodillas delante de Jesús y
  • dijo:

Tal vez tú hubieras estado aquí antes.

Entonces mi hermano no estaría muerto.

33 María se puso triste y lloró.

Jesús vio a María y a las otras personas llorando.

Entonces, Jesús se puso muy, muy triste.

34 Jesús dijo:

¿Dónde ustedes pusieron a Lázaro?

Las personas dijeron:

Señor, ven y nosotros te mostraremos donde está Lázaro.

35 Jesús lloró.

36 Entonces las personas dijeron:

¡Jesús quería a Lázaro muchísimo!

37 Pero otras personas dijeron:

Antes Jesús sanó a un hombre ciego.

¿Por qué Jesús no pudo sanar a Lázaro?

11.38-44 Jesús da vida a Lázaro

38 Jesús caminaba hacia la tumba y estaba muy, muy triste otra vez.

La tumba

  • era un hueco en una montaña y
  • tenía una piedra en la entrada.

39 Jesús dijo:

Muevan esa piedra

Martha la hermana de Lázaro dijo:

Señor, Lázaro murió hace 4 días.

El cuerpo de Lázaro debe oler muy mal.

40 Jesús dijo:

Yo te dije:

Tal vez tú crees.

Entonces, tú verás el poder de Dios.

¿Tú recuerdas esas palabras?

41-42 Las personas quitaron la piedra de la entrada de la tumba.

Jesús miró al cielo y dijo:

Padre, yo sé que tú siempre escuchas mis oraciones.

Pero estas personas no saben que tú me escuchas.

Entonces, yo te digo a ti “gracias por escucharme”.

Ahora yo haré un milagro con tu poder.

Así las personas aquí sabrán que tú

  • me diste tu autoridad y
  • me enviaste.

43 Después Jesús gritó:

Lázaro, sal de la tumba.

44 Entonces, Lázaro salió de la tumba.

Lázaro tenía trapos en las manos, los pies y en la cara.

Jesús dijo:

Quiténle los trapos a Lázaro.

11.45-57 Los líderes religiosos hacen planes para matar a Jesús

45 Muchos judíos

  • fueron a la tumba de Lázaro con María y
  • vieron el milagro de la resurrección de Lázaro.

Muchas de estos judíos creyeron en Jesús.

46 Pero algunos de estos judíos

  • no creyeron en Jesús,
  • fueron donde los líderes religiosos y
  • hablaron del milagro.

47 Después todos los líderes se reunieron y dijeron:

¿Qué vamos a hacer con Jesús?

Jesús hace muchos milagros.

48 Tal vez Jesús continúa haciendo más milagros.

¿Qué pasará?

Todas las personas creerán en Jesús y lo harán rey.

Después los romanos vendrán y destruirán nuestro templo.

Nosotros perderemos nuestro poder.

49 Un hombre de nombre Caifás, el Sacerdote más importante, dijo:

Ustedes no saben nada.

50 Ustedes no entienden.

Hay (sólo) 2 posibilidades:

1. Jesús vive y los romanos matan a muchos judíos o

2. Jesús muere, los romanos no matan a muchos judíos y se salva la vida de muchas personas.

¿Cuál es mejor?

Que Jesús muera.

51 Estas palabras

  • eran una profecía de Dios,
  • no eran una idea propia de Caifás.

Caifás era el Sacerdote más importante de ese año.

Por eso, Caifás dijo esta profecía:

“Jesús morirá para salvar la vida de muchos judíos”.

52 Pero Jesús no moriría sólo por los judíos.

Dios tiene otros hijos en todo el mundo.

Jesús moriría para salvar y reunir a todos los hijos de Dios.

53 Después de ese día los líderes religiosos hicieron planes para matar a Jesús.

54 Por eso, Jesús se escondió de los líderes religiosos.

¿Dónde?

En un pueblo de nombre Efraín, cerca del desierto.

Jesús y los apóstoles se quedaron allí.

55 Faltaba poco tiempo para la fiesta de la Pascua.

Los judíos debían prepararse para la fiesta.

Por eso, muchas personas de la región fueron a Jerusalén unos días antes de la fiesta.

56 Muchas personas

  • estaban en el templo,
  • buscaban a Jesús y
  • decían el uno al otro:

¿Jesús vendrá a la fiesta de la Pascua?

57 Los líderes dijeron a las personas:

“Tal vez alguna persona ve a Jesús.

Esa persona debe decirnos a nosotros donde está Jesús”.

Así los líderes religiosos podrían poner a Jesús en la cárcel.