Logo Biblia Facil
John_10

Juan 10

10.1-6 El pastor y las ovejas

1-2 Jesús dio un ejemplo:

¡Atención, yo digo algo importante!

¿Qué hace el pastor?

El pastor

  • entra por la puerta del corral de las ovejas y
  • cuida de las ovejas.

¿Qué hace el ladrón?

El ladrón

  • entra por otra puerta diferente a la puerta del corral y
  • roba las ovejas.

3-4 Un hombre cuida la puerta del corral.

Este hombre abre la puerta al pastor.

El pastor dice los nombres de sus propias ovejas.

Las ovejas escuchan la voz del pastor.

El pastor

  • lleva a las ovejas fuera del corral,
  • camina delante de las ovejas y
  • muestra el camino a las ovejas.

Las ovejas siguen al pastor.

¿Por qué?

Porque las ovejas conocen la voz del pastor.

5 Las ovejas nunca seguirán a una persona que no conocen.

Las ovejas correrán lejos de esa persona.

¿Por qué?

Porque las ovejas no conocen la voz de esa persona.

6 Jesús dijo esta historia para enseñar algo, pero las personas no entendieron.

10.7-15 Jesús es el buen Pastor

Aquí Jesús explica el ejemplo de las ovejas.

En esta historia

  • el ladrón es una persona que quiere llevar a las ovejas lejos de Jesús,
  • las ovejas son las personas que siguen a Jesús y
  • el pastor es Jesús.

7-10 Entonces, Jesús dijo:

¡Atención, yo digo algo importante!

Algunas personas vinieron antes de mí.

Esas personas querían robar las ovejas.

Pero las ovejas no escucharon a esas personas.

¿Para qué viene un ladrón?

Un ladrón viene para

  • matar,
  • robar y
  • destruir.

Pero yo vine para

  • dar vida y
  • darles a ustedes todo lo que necesitan.

¿Recuerdan el corral de las ovejas?

Yo soy como la puerta de las ovejas.

Yo soy la puerta de la vida eterna.

Algunas personas creerán en mí.

A esas personas yo

  • las salvaré,
  • las cuidaré y
  • les daré todas las cosas que necesitan.

11 Yo soy el buen Pastor.

El buen Pastor da su vida para salvar a las ovejas.

12-13 El trabajador y el pastor son diferentes.

¿Por qué?

Porque el trabajador no es el dueño de las ovejas.

El trabajador sólo está interesado en el pago, no en las ovejas.

Un día vendrá el lobo.

Ese día el trabajador correrá y dejará a las ovejas solas.

El lobo atacará a las ovejas.

Las ovejas correrán en diferentes direcciones.

14-15 Yo conozco a mi Padre.

Mi Padre me conoce a mí.

Yo también conozco a mis discípulos.

Mis discípulos me conocen a mí.

Yo soy el buen Pastor de mis discípulos.

Yo cuido de mis discípulos como un pastor cuida a sus ovejas.

Por eso, yo doy mi vida para salvar a mis discípulos.

10.16 Jesús tiene otras ovejas

16 Yo tengo otros discípulos.

Esos discípulos están en otro lugar.

Yo también debo traer a esos discípulos.

Esos discípulos escucharán mi voz y también vendrán.

En el futuro todos mis discípulos

  • estarán juntos y
  • tendrán sólo un Pastor.

10.17-18 Jesús morirá y vivirá otra vez

17 Mi Padre me ama.

¿Por qué?

Porque yo permitiré que otras personas me maten, pero yo viviré otra vez.

18 Ninguna persona me quita la vida.

Yo decido dar mi vida.

Yo tengo autoridad para dar mi vida y para vivir otra vez.

Mi Padre me dijo que yo debo hacer esto.

10.19-21 ¿Jesús está loco?

19-21 Algunos judíos pensaban:

Jesús tiene un espíritu malo.

Jesús está loco.

Ninguna persona debe escuchar a Jesús.

Otros judíos pensaban:

Jesús no tiene un espíritu malo.

¿Por qué?

Porque Jesús

  • dice palabras muy poderosas y
  • sanó al hombre ciego.

Una persona con un espíritu malo no puede hacer

milagros ni hablar como Jesús habla.

Los judíos no estaban de acuerdo.

10.22-29 ¿Jesús es el Cristo?

22 Era invierno, el tiempo para la fiesta judía de la Dedicación del Templo.

23 Jesús caminaba en el templo en un lugar de nombre “el Pórtico de Salomón”.

24 Los líderes religiosos se reunieron alrededor de Jesús y dijeron:

Nosotros queremos saber:

“¿Tú eres el Cristo? ¿sí o no?”

Nosotros queremos saber eso ahora.

25-26 Jesús dijo:

Yo ya dije quién soy yo.

Yo tengo el poder y la autoridad de mi Padre.

Por eso, yo hago milagros.

Esos milagros muestran quién soy yo.

Pero ustedes no quieren creer.

¿Por qué?

Porque ustedes no son mis discípulos.

27 ¿Recuerdan que yo dije:

“Las ovejas conocen la voz del pastor y siguen al pastor”?

Lo mismo pasa con mis discípulos.

Yo conozco a mis discípulos.

Mis discípulos escuchan mi voz y me siguen.

28-29 Yo doy vida eterna a mis discípulos.

Ninguna persona puede robarme a mis discípulos.

¿Por qué?

Porque mi Padre

  • es el más poderoso de todo el universo,
  • cuida a mis discípulos y
  • me dio esos discípulos a mí.

Ninguna persona puede robarle mis discípulos a mi Padre.

10.30-39 Jesús y el Padre: Una sola persona

30 Jesús dijo:

El Padre y yo somos iguales.

31 Los líderes religiosos querían matar a Jesús.

Por eso, los líderes recogieron piedras otra vez.

32 Jesús dijo:

Ustedes han visto muchos de mis milagros.

El Padre me dio poder para hacer esos milagros.

¿Por cuál de esos milagros ustedes quieren matarme?

33 Los líderes dijeron:

Nosotros no queremos matarte por tus milagros.

Tú eres un hombre igual a nosotros.

Pero tú dices que tú eres igual a Dios.

Tú hablas contra Dios.

Por eso nosotros queremos matarte.

34 Jesús dijo:

La Biblia dice:

“Ustedes son dioses”.

35 Algunas personas escucharon el mensaje de Dios.

Dios llamó a esas personas dioses.

La Biblia siempre dice la verdad.

36 El Padre

  • me escogió a mí y
  • me envió al mundo.

Yo digo:

“Yo soy el Hijo de Dios”.

Pero ustedes dicen:

“Jesús habla contra Dios”.

¿Por qué ustedes dicen esto?

37 Mi Padre quiere que yo haga milagros.

Tal vez yo no hago esos milagros.

Entonces ustedes no deberían creer en mí.

38 Pero la verdad es esta: “yo hago los milagros del Padre”.

Tal vez ustedes no creen en mí.

Está bien.

Pero ustedes deberían creer en mis milagros.

Mis milagros muestran que mi Padre y yo somos muy unidos.

39 Los líderes religiosos querían poner a Jesús en la cárcel otra vez.

Pero Jesús escapó.

10.40-42 Las palabras de Juan el Bautista son verdad

40 Antes Juan el Bautista bautizaba al otro lado del río Jordán.

Jesús fue a este lugar otra vez y se quedó allí.

41 Muchas personas fueron allí y dijeron:

“Juan no hizo milagros.

Pero Juan dijo muchas palabras acerca de Jesús.

Todas esas palabras son verdad”.

42 Por eso, muchas personas creyeron en Jesús.