Logo Biblia Facil
John_6

Juan 6

6.1-15 Jesús da comida a más de 5.000 personas

1 Después, Jesús fue al otro lado del Lago de Galilea.

Otro nombre del lago era “lago Tiberias”.

2 Jesús sanó a muchas personas enfermas.

Muchas personas vieron estos milagros y por eso siguieron a Jesús.

3-4 Faltaba poco tiempo para la Pascua.

Jesús y los discípulos subieron a una montaña y se sentaron.

5 Muchas personas también subieron a la montaña.

Jesús miró alrededor y vio a todas las personas.

Por eso Jesús dijo a Felipe:

Yo quiero dar comida a todas estas personas.

Pero hay muchas personas aquí.

¿Donde nosotros podríamos comprar comida para todas estas personas?

6 En verdad, Jesús ya sabía que pronto haría un milagro.

Pero Jesús quería saber:

¿Qué dirá Felipe?

7 Felipe dijo:

Una persona podría trabajar 8 meses.

El sueldo sería 200 monedas.

Pero con 200 monedas yo no puedo comprar un poco de pan para cada persona.

8 Andrés era

  • otro discípulo de Jesús y
  • hermano de Simón Pedro.

Andrés dijo:

9 Un niño tiene 5 panes de cebada y 2 pescados.

Pero estos panes y pescados no sirven para dar comida a todas estas personas.

10 Jesús dijo:

Digan a las personas:

“Ustedes deben sentarse”.

Había más de 5.000 personas.

En ese lugar había mucho pasto.

Las personas se sentaron allí.

11 Jesús

  • tomó los panes y los pescados,
  • dio gracias a Dios y
  • dio los panes y los pescados a las personas.

Todas las personas comieron y quedaron llenas.

12 Las personas ya no querían comer más.

Jesús dijo a los discípulos:

Las personas no comieron toda la comida.

Recojan toda esa comida.

No boten nada.

13 Los discípulos recogieron la comida y llenaron 12 canastas.

14 Las personas vieron este milagro y dijeron:

La Biblia dice que viene un profeta.

¡Jesús es ese profeta!

15 Las personas querían que Jesús fuera el rey.

Jesús ya sabía esto.

Por eso, Jesús se fue solo a las montañas otra vez.

6.16-21 Jesús camina sobre el agua

16 Esa tarde, los discípulos fueron al Lago de Galilea.

17 Los discípulos esperaron a Jesús pero Jesús no llegó.

Ya era de noche.

Por eso, los discípulos subieron al barco y fueron a Cafarnaúm.

18 Empezó a soplar un viento muy fuerte.

Las olas eran muy grandes.

19 Los discípulos

  • estaban a unos kilómetros de la playa y
  • vieron a Jesús.

Jesús caminaba sobre el agua hacia el barco.

Los discípulos tenían mucho miedo.

20 Jesús dijo:

Ustedes no deben tener miedo.

Soy yo, Jesús.

21 Entonces los discípulos estaban felices.

Jesús subió al barco.

Inmediatamente, el barco llegó a Cafarnaúm.

6.22-24 Las personas buscan a Jesús

22-24 El día después, muchas de las personas que comieron los panes y peces

  • buscaron a Jesús.
  • no vieron a Jesús ni a los discípulos,
  • estaban cerca del lugar del milagro de los panes y peces y
  • dijeron:

Ayer sólo había un barco pero hoy ese barco no está.

Los discípulos se fueron en ese barco.

Pero Jesús no fue en ese barco con los discípulos.

¿Dónde está Jesús?

Unos barcos llegaron de la ciudad de Tiberias.

Las personas subieron a los barcos y fueron a Cafarnaúm.

6.25-40 Jesús es el pan que da vida

25 Las personas encontraron a Jesús al otro lado del lago y dijeron:

¿Maestro, cómo tú llegaste aquí?

26 Jesús dijo:

¡Atención, yo digo algo importante!

¿Por qué ustedes me buscan?

¿Porque ustedes entendieron mis milagros y poder?

No.

Ustedes me buscan porque ustedes

  • comieron pan y
  • quedaron llenos.

27 Hay 2 comidas diferentes.

1. La comida del mundo.

Después de unos días esta comida huele mal.

No se puede comer esta comida.

Por eso, ustedes no deben preocuparse por tener la comida del mundo.

2. La comida del cielo.

Esta comida nunca se daña.

Siempre se puede comer esta comida.

Ustedes sí deben preocuparse por tener la comida del cielo.

La comida del cielo da vida eterna.

Yo (el Hijo del Hombre) doy esta comida.

¿Por qué?

Porque Dios el Padre me dio autoridad para dar vida eterna.

28 Las personas dijeron:

Nosotros queremos obedecer a Dios,

¿Qué debemos hacer nosotros?

29 Jesús dijo:

Dios sólo quiere estas 2 cosas:

1. ustedes deben creer en mí y

2. ustedes deben creer que Dios me envió.

30 Las personas dijeron:

Tú debes hacer un milagro.

Así nosotros creeremos tus palabras.

¿Cuál milagro tú harás?

31 Moisés dio comida a nuestros antepasados en el desierto.

La Biblia dice:

“Él dio pan del cielo”.

32 Jesús dijo:

¡Atención, yo digo algo importante!

Todos ustedes creen que Moisés dio el pan especial en el desierto.

Pero esto no es verdad.

Mi Padre dio el pan especial en el desierto, no Moisés.

Pero ahora mi Padre da algo mejor.

Este es el verdadero pan del cielo.

33 El verdadero pan del cielo es una persona.

Esta persona

  • viene del cielo y
  • da vida a las personas del mundo.

34 Las personas dijeron:

Señor, nosotros queremos comer el verdadero pan del cielo siempre.

35 Jesús dijo:

Yo soy el verdadero pan del cielo.

Yo doy vida.

La persona que viene a mí no tendrá hambre ni sed nunca.

36 Yo ya expliqué esto a ustedes.

Ustedes también ya vieron muchos milagros.

Pero hasta ahora ustedes no creen en mí.

37 El Padre me ha dado algunas personas a mí.

Esas personas se acercarán a mí con fe.

Yo nunca rechazaré a esas personas.

38-40 Mi Padre me envió desde el cielo hacia el mundo.

¿Yo vine para hacer las acciones que me gustan a mí?

¡Claro que no!

Yo vine para hacer las acciones que le gustan a mi Padre.

¿Qué quiere mi Padre?

1. Mi Padre me dio mis discípulos a mí.

Mi Padre quiere que yo no pierda a ninguno de mis discípulos.

2. Mis discípulos creen en mí y me obedecen a mí (el Hijo).

Mi Padre quiere que mis discípulos vivan para siempre.

En el último día (el día del juicio) yo daré vida a mis discípulos otra vez.

Mis discípulos vivirán para siempre.

6.41-51 Los judíos hablan mal de Jesús

41 Después de estas palabras, algunos judíos hablaron mal de Jesús.

¿Por qué?

Porque Jesús dijo:

Yo soy el pan del cielo.

Yo vengo del cielo.

42 Estos judíos dijeron:

Nosotros conocemos a María y a José, los padres de Jesús.

¿Por qué Jesús dice: “yo vengo del cielo”?

43-45 Jesús dijo:

Mi Padre me envió.

No hablen mal de mí.

Un profeta dijo en la Biblia:

“Dios enseñará a todas las personas”.

Algunas de esas personas prestan atención y aprenden de mi Padre.

Esas personas vienen a mí con fe.

Mi Padre traerá a esas personas a mí.

El día del juicio, yo resucitaré sólo a esas personas.

Las otras personas no pueden venir a mí.

46 Sólo una persona ha visto al Padre.

¿Quién?

Yo (Jesús).

¿Por qué?

Porque antes yo estaba al lado del Padre en el cielo.

47 ¡Atención, yo digo algo importante!

Algunas personas creen en mí.

Sólo esas personas vivirán para siempre.

48 Yo puedo dar vida.

¿Por qué?

Porque yo soy el pan del cielo.

49-51,58 ¿Recuerdan que los antepasados de ustedes comieron el pan especial en el desierto?

El nombre del pan especial en el desierto es “maná”.

Después, sus antepasados murieron.

El maná no dio vida eterna a sus antepasados.

Yo soy el verdadero pan del cielo.

Yo también vine del cielo.

Pero yo soy diferente al maná.

Yo estoy vivo y doy vida eterna.

La persona que coma de mí no morirá.

Esa persona vivirá para siempre.

El pan verdadero es mi cuerpo.

Yo daré mi cuerpo.

Así las personas del mundo podrán vivir para siempre.

6.52-59 Los judíos se enojan

52 Entonces los judíos

  • se enojaron,
  • discutieron entre ellos y
  • dijeron:

¿Cómo puede Jesús darnos a nosotros su cuerpo para comer?

53-56 Jesús dijo:

¡Atención, yo digo algo importante!

Hay 2 grupos de personas.

Grupo 1

Las personas del grupo 1

  • viven muy unidas a mí,
  • aprenden de mí y
  • me siguen.

Esto es como comer mi cuerpo y tomar mi sangre.

Mi cuerpo es comida verdadera.

Mi sangre es bebida verdadera.

Así yo vivo dentro de los corazones de las personas del grupo 1.

Estas personas vivirán para siempre.

Yo viviré unido a estas personas.

Yo resucitaré a estas personas en el día final.

Grupo 2

Las personas del grupo 2 no viven unidas a mí.

Esas personas morirán.

57 El Padre me envió.

El Padre vive.

El Padre y yo estamos unidos.

Por eso, yo también vivo.

Es lo mismo con la persona que está unida a mí.

Esa persona también vivirá.

59 Jesús enseñaba en una sinagoga en Cafarnaúm.

Allí Jesús dijo todas estas cosas.

6.60-71 Muchas personas ya no siguen a Jesús

60 Muchas de las personas que escucharon estas palabras dijeron:

Estas palabras son muy difíciles de creer.

Nosotros no queremos creer estas palabras.

61 Jesús supo esto y dijo:

¿Ustedes no quieren creer estas palabras?

62 Yo digo a ustedes algo más difícil de creer.

Un día ustedes me verán a mí (el Hijo del Hombre) ir al cielo otra vez.

Pero ustedes no creerán esto.

63 ¿Qué da vida a una persona?

¿Es el cuerpo?

No.

¿Es el espíritu?

Sí.

Mis palabras dan vida a ustedes.

¿Por qué?

Porque el Espíritu Santo guía mis palabras.

64 Pero algunos de ustedes no creen mis palabras.

Desde el principio Jesús ya sabía 3 cosas:

1. quiénes creerían en Jesús,

2. quiénes no creerían en Jesús y

3. quién ayudaría a los enemigos de Jesús a matar a Jesús.

65 Después Jesús dijo:

Antes yo dije:

“Sólo algunas personas pueden venir a mí.

¿Quiénes?

Las personas que el Padre me da”.

66 Después de esas palabras muchas personas

  • se fueron y
  • no siguieron más a Jesús.

67 Jesús dijo a los 12 apóstoles:

¿Ustedes también quieren irse?

68 Simón Pedro dijo a Jesús:

Señor, tus palabras dan vida eterna.

Nosotros no queremos seguir a otra persona.

Nosotros sólo te queremos seguir a ti.

69 Nosotros creemos en ti.

Tú eres el Cristo.

70 Jesús dijo:

Muy bien.

Yo los escogí a ustedes (los 12 apóstoles).

Pero uno de ustedes tiene un espíritu malo.

71 Jesús hablaba de Judas.

Judas era

  • hijo de Simón Iscaríote y
  • estaba dentro del grupo de los 12 apóstoles.

Pero después Judas ayudaría a los enemigos de Jesús a matar a Jesús.

Mark_6

Marcos 6

6.1-6 Las personas de Nazaret no creen en Jesús

1 Jesús y los discípulos fueron a Nazaret.

(La familia de Jesús vivía allí).

2 Un sábado Jesús enseñaba en la sinagoga.

Muchas personas

  • escucharon a Jesús y
  • quedaron sorprendidas.

Estas personas dijeron:

Jesús sabe muchas cosas.

¿Dónde aprendió Jesús todas estas cosas?

¿Cómo puede Jesús hacer todos esos milagros?

3 Nosotros conocemos a Jesús.

Jesús es

  • el carpintero,
  • el hijo de María y
  • el hermano de Simón, José, Santiago y Judas.

Las hermanas de Jesús están aquí con nosotros.

Por eso, las personas de Nazaret

  • rechazaron a Jesús y
  • no creyeron en Jesús.

4 Jesús dijo:

Casi todas las personas aceptan a un profeta.

Pero algunas personas rechazan a este profeta.

¿Quiénes?

  • la familia y
  • las personas del pueblo de ese profeta.

5-6 Las personas de Nazaret no tenían fe.

Por eso, Jesús

  • estaba muy sorprendido,
  • no pudo hacer ningún milagro grande en Nazaret,
  • sólo tocó con las manos a algunos enfermos y
  • sanó a estos enfermos.

Luego Jesús fue a otros pueblos a enseñar.

6.7-13 Jesús envía a los apóstoles a predicar

7 Jesús dijo a los 12 apóstoles:

Ustedes deben venir aquí.

Yo los envío a ustedes en grupos de 2 personas y les doy a ustedes autoridad sobre los espíritus malos.

8-9 Para este viaje ustedes no deben llevar

  • comida,
  • plata,
  • maletas ni
  • ropa de cambio.

Ustedes sólo deben llevar

  • un bastón y
  • sandalias.

10 Tal vez

  • ustedes llegan a un pueblo y
  • una familia los invita a su casa.

Ustedes deben quedarse en esa casa y no ir de casa en casa.

¿Hasta cuándo?

Hasta que ustedes terminen su trabajo en ese pueblo.

11 En algunos pueblos las personas

  • los rechazarán a ustedes y
  • no escucharán.

Entonces, ustedes deben

  • salir de ese pueblo y
  • limpiar el polvo de sus pies.

Esto mostrará que estas personas rechazaron el mensaje de salvación.

12 Los 12 apóstoles se fueron y dijeron a las personas:

Ustedes no deben pecar más.

Ustedes deben cambiar sus corazones y vidas.

13 Los 12 apóstoles

  • echaron fuera a muchos espíritus malos,
  • pusieron aceite sobre muchas personas enfermas y
  • sanaron a estas personas.

6.30 Los apóstoles llegan de predicar

30 Los apóstoles llegaron del viaje y dijeron a Jesús:

Nosotros fuimos a muchos pueblos.

Allí nosotros enseñamos y también hicimos muchas cosas.

6.17-29 Cómo murió Juan el Bautista

17-20 Herodías era la esposa de Filipo.

Filipo era el hermano del Rey Herodes.

Pero Herodías se separó de Filipo y se casó con Herodes.

Por eso, Juan decía a Herodes:

No está bien que tú estés casado con Herodías.

¿Por qué?

Porque Herodías es tu cuñada.

Por eso, Herodías odiaba a Juan.

Herodías quería matar a Juan.

Pero Herodías no podía matar a Juan.

¿Por qué?

Porque Herodes protegía a Juan.

Herodes sabía que Juan era un buen hombre y era siervo de Dios.

Por eso Herodes tenía miedo de matar a Juan.

A Herodes le gustaba escuchar a Juan.

Pero las palabras de Juan molestaban a Herodes.

Herodes quería hacer feliz a su esposa Herodías.

Por eso, Herodes ordenó a los soldados:

Ustedes deben

  • llevar a Juan a la cárcel y
  • amarrar con cuerdas las manos y los pies de Juan.

21 Un día, Herodías tuvo la oportunidad de matar a Juan.

Esto pasó el día del cumpleaños de Herodes.

Herodes hizo una gran fiesta e invitó a muchas personas importantes

  • del gobierno,
  • del ejercito y
  • de Galilea.

22 La hija de Herodías bailó en la fiesta.

A todas las personas les gustó el baile de la hija de Herodías.

Por eso, Herodes dijo a la hija de Herodías:

Tú me puedes pedir a mí cualquier cosa y yo te la daré.

23 Herodes hizo una promesa a la hija de Herodías:

Yo te daré cualquier cosa.

Aún yo te daría la mitad de todas mis cosas.

24 La hija de Herodías dijo a su madre:

¿Qué pido yo al Rey Herodes?

Herodías dijo:

Pide a Herodes la cabeza de Juan el Bautista.

25 La hija de Herodías fue delante de Herodes y dijo:

Dame la cabeza de Juan el Bautista en un plato.

26 El Rey Herodes estaba muy triste porque no podía decir “no”.

¿Por qué?

Porque Herodes hizo una promesa delante de todas las personas que estaban allí.

27-28 Entonces, el Rey Herodes ordenó a un soldado:

Corta la cabeza de Juan y tráeme la cabeza.

El soldado

  • fue a la cárcel,
  • cortó la cabeza de Juan,
  • trajo la cabeza de Juan en un plato y
  • dio la cabeza a la hija de Herodías.

Luego, la hija de Herodías dio la cabeza a Herodías.

29 Algunas personas dijeron esto a los discípulos de Juan.

Los discípulos de Juan

  • fueron a la cárcel,
  • tomaron el cuerpo de Juan y
  • pusieron el cuerpo de Juan en una tumba.
La hija de Herodias bailanda por rey  Herodes

6.14-16 Herodes cree: Jesús es Juan el Bautista

14-15 Muchas personas hablaban de Jesús.

Algunas personas decían:

Jesús es Juan el Bautista.

Juan está vivo otra vez.

Por eso Jesús puede hacer esos milagros.

Otras personas decían:

Jesús es Elías.

Otras personas decían:

Hace muchos años vivieron profetas.

Jesús es igual a uno de esos profetas.

El Rey Herodes escuchó todo esto.

16 Entonces, Herodes dijo:

Jesús es Juan el Bautista.

Uno de mis soldados cortó la cabeza de Juan, pero Juan está vivo otra vez.

6.31-44 Jesús da comida a más de 5000 personas

31 Jesús y los apóstoles no tenían tiempo para comer ni para descansar.

¿Por qué?

Porque muchas personas estaban alrededor de Jesús y los apóstoles.

Entonces, Jesús dijo a los apóstoles:

Vamos a un lugar tranquilo para estar solos, descansar y comer.

32 Entonces, Jesús y los apóstoles

  • se subieron a un barco y
  • fueron a un lugar tranquilo.

33 Pero algunas personas dijeron:

Jesús y los apóstoles están allí.

Por eso, las personas corrieron y llegaron primero.

Después llegó Jesús.

34 Jesús:

  • salió del barco,
  • vio a un grupo muy grande de muchas personas y
  • sintió compasión por estas personas.

¿Por qué?

Porque estas personas eran iguales a las ovejas sin pastor.

Entonces Jesús empezó a enseñar muchas cosas a estas personas.

35 Los apóstoles fueron donde Jesús y dijeron:

Ya es muy tarde.

Ninguna persona vive en este lugar.

36 Jesús, tú debes decir a estas personas

  • vayan a los pueblos cercanos y
  • compren comida.

37-38 Pero Jesús dijo a los apóstoles:

Ustedes deben dar comida a estas personas.

Los apóstoles dijeron:

Nosotros no podemos dar comida a todas estas personas.

Nosotros necesitamos mucha comida pero nosotros no tenemos tanta plata para comprar esa comida.

Jesús dijo a los apóstoles:

¿Cuánta comida tienen ustedes?

Los apóstoles no tenían nada de comida.

Por eso, Jesús ordenó:

¡No! Ustedes deben dar comida a estas personas.

Los apóstoles

  • fueron,
  • buscaron y
  • encontraron 2 peces y 5 panes.

39 Jesús dijo a los apóstoles:

Ustedes deben decir a las personas:

“Siéntense por grupos en el pasto”.

40 Entonces las personas se sentaron en varios grupos.

Estos grupos eran de 50 y de 100 personas.

41 Jesús tomó los 5 panes y los 2 peces.

Después Jesús:

  • miró al cielo,
  • dio gracias a Dios,
  • partió el pan y los peces y
  • dio el pan y los peces a los apóstoles.

Después, los apóstoles dieron el pan y los peces a todas las personas allí.

42-44 Ese día Jesús dio comida a más de 5000 personas.

Todas estas personas comieron hasta estar llenas.

En verdad, sobraron muchos peces y panes.

Los apóstoles recogieron 12 canastas de panes y peces.

6.45-52 Jesús camina sobre el agua

45 Después, Jesús dijo a los apóstoles:

Ustedes deben subir al barco e ir al otro lado del lago, a Betsaida.

Primero, yo despediré a estas personas.

Después, yo iré con ustedes.

46 Después de despedir a las personas,

Jesús fue a una montaña a orar.

47-48 En la noche, Jesús estaba solo en tierra.

Desde allí, Jesús vio a los apóstoles.

El barco de los apóstoles estaba en medio del lago.

El viento movía fuertemente el barco.

Por eso, era difícil para los apóstoles mover el barco en el agua.

Entonces muy temprano en la mañana Jesús

  • se fue caminando sobre el agua y
  • pasó caminando cerca del barco.

Jesús quería pasar caminando lejos del barco.

49-51 Pero los apóstoles vieron a Jesús caminando sobre el agua y gritaron:

¡Eso es un fantasma!

Por eso, los apóstoles gritaron y tuvieron miedo.

Jesús dijo a los apóstoles:

No se preocupen.

No tengan miedo.

Soy yo, Jesús.

Después, Jesús subió al barco.

El viento se calmó.

Los apóstoles estaban muy sorprendidos.

52 Los apóstoles no entendían

  • el poder de Jesús ni
  • el milagro de los panes.

¿Por qué?

Porque en ese momento los corazones de los apóstoles no estaban listos para aprender.

6.53-56 Jesús sana a muchas personas

53 Jesús y los apóstoles llegaron al otro lado del lago, al pueblo de Genesaret.

54 Al bajar del barco, todas las personas supieron que Jesús y los apóstoles estaban allí.

55 Entonces, todas las personas de la región

  • corrieron y
  • contaron a otras personas que Jesús estaba allí y
  • trajeron a los enfermos en camillas delante de Jesús.

56 Jesús fue a muchas ciudades, pueblos y fincas de esa región.

En todos esos lugares las personas ponían a los enfermos en las calles.

¿Para qué?

Para que Jesús sanara a los enfermos.

Al tocar la ropa de Jesús todos los enfermos se sanaban.

Por eso, las personas decían a Jesús:

¡Por favor, al menos permítenos a nosotros tocar tu ropa!